Impuestos Corporativos

Las designaciones "S Corporation" (S Corp) y "C Corporation" (C Corp) son dos formas comunes de estructuras empresariales en Estados Unidos, y ambas tienen implicaciones fiscales y legales significativas. Aquí hay una descripción general de cada una:

Impuestos

Entidad fiscalmente independiente, paga impuestos sobre sus ingresos a tasas corporativas, y los accionistas pagan impuestos sobre los dividendos que reciben.

Accionistas

No tiene restricción en el número ni en el tipo de accionistas. Puede tener ciudadanos extranjeros, otras corporaciones y varias clases de acciones.

Ventajas

Tiene más flexibilidad en la estructuración de su capital y puede emitir diferentes clases de acciones. También puede retener las ganancias en la corporación sin distribuir dividendos a los accionistas.

Desventajas

Enfrenta la posibilidad de "doble imposición" porque los ingresos corporativos y los dividendos distribuidos a los accionistas están sujetos a impuestos. 

Impuestos

Entidad empresarial que elige un tratamiento fiscal especial con (IRS). En lugar de pagar impuestos corporativos, los ingresos, pérdidas, créditos y deducciones fluyen directamente a los accionistas y se informan en sus declaraciones de impuestos personales.

Accionistas

No puede tener más de 100 accionistas, los accionistas deben ser individuales, fideicomisos y ciertas entidades exentas de impuestos.

Ventajas

Al elegir el estatus de S-Corp, las empresas pueden evitar la doble imposición que enfrentan las Corporaciones C (impuestos a nivel corporativo y personal sobre dividendos).

Desventajas

Tiene restricción sobre el tipo y número de acciones y suele tener limitaciones en la emisión de acciones preferentes. También puede tener requisitos más estrictos de mantenimiento de registros.